Protección Solar en La Montaña

Protección Solar para montañistas

Cuando hablamos de protección solar, tendemos a pensar en protegernos del sol cuando estamos en la piscina o en la playa, pero ¿qué ocurre cuando practicamos deportes de montaña? Si hay un lugar en el que no podemos dejar de aplicarnos un buen protector solar, es precisamente ahí, en la montaña.

En alta montaña y en medios nevados la exposición de nuestra piel y de nuestros ojos al sol es mucho mayor que en la vida cotidiana.

La exposición a la radiación solar sobre un glaciar se multiplica por el efecto espejo del hielo y la nieve: las gafas de sol son imprescindibles para evitar la llamada ceguera de las nieves.

La principal función del Bloqueador Solar es protegernos de los rayos solares, especialmente de los Rayos Ultra Violeta, ya que estos son los mayores responsables de las quemaduras, y daños a corto y largo plazo en la piel.

La Capa de Ozono
La luz ultra violeta (que no es visible para el ser humano) emitida por el Sol y que llega a la tierra es filtrada en su gran mayoría por la Capa de Ozono. Este efecto ha permitido el desarrollo de la vida en la tierra, ya que sin la Capa de Ozono, la intensidad de Rayos Ultra Violeta que llegaría a la tierra no hubiera permitido el desarrollo de vida (al menos tal como la conocemos ahora).

La capa de Ozono se forma por la misma acción de los Rayos Ultra Violeta. La luz Ultra Violeta al ponerse en contacto con el Oxígeno (O2), daña su estructura y lo transforma en Ozono (03). El Ozono refleja la luz Ultra Violeta al espacio, y evita que penetre a la tierra. La capa de Ozono se encuentra ubicada en el Tercio Exterior de la Atmósfera Terrestre.

Desgraciadamente ciertos químicos como los Clorofluocarbonos (CFC), utilizados en aerosoles y sistemas de refrigeración, evitan la formación de Ozono. Estos químicos liberados a la atmósfera por acción humana han creado agujeros y debilitamiento en la Capa de Ozono.
bloqueadores_solares_capa_de_ozono

Rayos Ultra Violeta (UV)
El sol emana una amplia gama de energía que se la clasifica de acuerdo a la longitud de onda de la misma. En un extremo de la clasificación encontramos la energía infra roja que se refiere básicamente a calor. En el centro de la clasificación se encuentra el “Espectro de Luz” que es el tipo de energía visible para el ser humano, donde lo que capta el ojo es la energía (o luz) reflejada. Y en el otro extremo de la clasificación encontramos la luz ultra violeta y otras formas de micro ondas no visibles para el ser humano.

La luz ó energía visible se encuentra entre los 700 y 400 nanómetros (NM). Siendo el color violeta el de onda más pequeña (400-420 NM), mientras que el color rojo es el color de onda más larga (680-700 NM). En el centro de la escala se encuentra el color verde (550 NM). Un nanómetro (NM) es la billonésima parte de un metro.

Bloqueadores_solares_espectro_de_luz

Los rayos Ultra Violeta se clasifican en A, B, y C.
· UVA (320-400 NM) son los rayos ultra violeta de onda más grande. Penetran profundamente en la piel, causan envejecimiento prematuro, provocan pecas y manchas en la piel, y son causa potencial de cáncer a la piel.

Gracias a su onda más larga estos rayos traspasan fácilmente las nubes y otros gases presentes en la atmósfera, de igual manera traspasan vidrios y cristales. Este también es el motivo por el cual estos rayos penetran más profundamente en la piel. Aunque no se presenten síntomas de quemado en la piel, si hemos estado expuestos a luz solar, lo más probable es que hayamos sido afectados por los rayos UVA.

Los síntomas de afección por estos rayos no se presentan a corto plazo, pero definitivamente son los más dañinos. Esta es la causa por la cual algunos especialistas recomiendan el uso diario y cosmético del bloqueador solar.

· UVB (290-320 NM) son los rayos ultra violeta de onda mediana. Estos rayos no tienen la capacidad de penetrar muy profundo en la piel y son los causantes del bronceado y quemado de la piel.

A diferencia de los rayos UVA, los efectos de los rayos UVB son perceptibles apenas unas horas posteriores a la exposición. También son causa potencial de cáncer a la piel. Estos rayos pueden atravesar nubes y otros gases de la atmósfera. Por este motivo se pueden sufrir quemaduras de piel aún en días nublados.

· UVC (200-290 NM) son los rayos ultra violeta de onda más pequeña. Generalmente no llegan a la superficie terrestre ya que son absorbidos por los gases de la atmósfera.

Los dos tipos de rayos solares que pueden ocasionar daños en la piel son los ultravioleta A (UVA) y los ultravioleta B (UVB). Los rayos UVA afectan las capas profundas de la piel. Los UVA son más intensos que los UVB y son la principal causa de quemaduras solares.

Protectores Solares

La mejor manera de disminuir el riesgo de cambios cutáneos es proteger la piel del sol. Esto abarca el uso de bloqueadores (filtros o protectores) solares y otras medidas de protección.

Usar protección contra el sol, incluso en los días nublados. Las nubes y la niebla no protegen del sol y pueden incluso intensificar los rayos UVB.

Evitar las superficies que reflejen la luz, tales como el agua, la arena, el concreto, la nieve y las áreas pintadas de blanco.

La luz solar ayuda a la piel a sintetizar la Vitamina D, esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo humano, y que resulta de gran importancia para los deportistas. Pero un exceso de exposición al sol resulta sumamente perjudicial a corto (quemaduras) y largo plazo (pecas, manchas, envejecimiento prematura, y cáncer a la piel). Por lo tanto la protección contra los rayos solares es indispensable.

Líneas de Protección

La mejor manera de protegerse contra el sol es usar gorra o sombrero, gafas, mangas largas, pantalones, y protección para el cuello. Hay que tomar en cuenta que el Factor de Protección Solar del Bloqueador solo nos da el dato de protección contra los rayos UVB. Por lo tanto es muy recomendable establecer una buena primera línea de protección para evitar los rayos UVA.

Afortunadamente ahora se cuenta con fibras y tejidos que permiten el paso de la transpiración y por lo tanto las prendas elaboradas con estas, resultan bastante frescas aún en climas cálidos. Las líneas de prendas ligeras para actividades al aire libre presentan diferentes grados de protección UV.

Bloqueadores Solares

Por lo expuesto, las prendas que usamos representan la primera línea de protección contra los rayos solares. Los bloqueadores solares representan la segunda línea de protección.

Los bloqueadores solares se clasifican por su Factor de Protección Solar (FPS). Para actividades al aire libre se recomiendan bloqueadores con un FPS de al menos 15, aunque para actividades al aire libre lo mejor sería un bloqueador con FPS de 30. Si las condiciones ambientales y atmosféricas son extremas, entonces lo mejor será un bloqueador con FPS de 45 ó 50.

Los Bloqueadores Solares actúan absorbiendo, reflejando, ó desmantelando los rayos UV. Es decir al final, deben tener la capacidad de bloquear rayos UVA y UVB.

PBA se refiere a las siglas del ácido Para AminoBezoico, que se utilizaba para la fabricación de Bloqueadores Solares. Este ácido causa reacciones alérgicas y fotosensitivas, y puede dañar ciertas fibras textiles. Por este motivo muchos Bloqueadores solares presentan la frase de “Libre de PBA”.

Nivel de Actividad Física

La transpiración retira el bloqueador de la piel. Por lo tanto si realizas actividades en donde haya mucha transpiración, las reaplicaciones tienen que ser más frecuentes.

Repelentes
El uso de repelentes de insectos junto con bloqueadores es perfectamente posible. Pero hay que tomar en cuenta que la efectividad de ambos va a disminuir. Siempre aplica el bloqueador en piel seca. Por lo tanto siempre aplica el bloqueador antes que el repelente. Lo ideal sería aplicar el bloqueador 20 a 30 minutos antes que el repelente.

Bloqueadores a Prueba de Agua

Los bloqueadores etiquetados como “A Prueba de Agua” ó “A Prueba de Sudor” deberían ser etiquetados simplemente como “Resistentes…”. Ya que está totalmente comprobado que la eficacia de los mismos disminuye en el agua.

Es recomendable reaplicarse cada 90 minutos el bloqueador “A Prueba de Agua” en condiciones de alta sudoración o de inmersión en Agua.

Aplicación del Bloqueador

La FDA recomienda la aplicación de 2 mg/cm2, por lo tanto se necesitaría una onza de bloqueador para cubrir el cuerpo ó un 1/3 de cuchara (pequeña) para cubrir la cara. Hay que poner especial cuidado en zonas como la nariz y orejas. Capas muy delgadas de bloqueador reducen su capacidad de absorber luz UV. Si aplicamos la mitad de la cantidad recomendada, el efecto protector del bloqueador será 4 veces menor.
El Bloqueador se debe aplicar 20 a 30 minutos antes de la exposición al sol. De esta manera se da tiempo a que la piel absorba el bloqueador.
El período ideal entre aplicaciones y reaplicaciones es de 2 horas. Especialmente si hay sudoración ó se ha estado en contacto con superficies abrasivas como ramas ó rocas.

La reaplicación es de suma importancia, ya que como dice un estudio de la Universidad de California -Riverside-, los químicos del bloqueador generan algunos radicales libres que dejarían a la piel más sensible aún. Por lo tanto si luego de 2 horas de exposición al sol, no hay reaplicación, las quemaduras y efectos negativos de sol en este período serían más fuertes de lo normal. Aplicarse bloqueador en piel húmeda no es lo ideal.

Hay que recordar que la nieve, el hielo, la arena, y el agua pueden reflejar hasta un 90% de los rayos UV, por lo tanto, cuando estemos expuestos a estos elementos hay que tomar las medidas necesarias para alcanzar una buena protección.

Factor de Protección Solar (SPF ó FPS)

El Factor de Protección Solar (FPS) se refiere a la cantidad de bloqueo de rayos UVB proporcionada por el producto. A mayor Factor de Protección Solar (FPS), mayor porcentaje de rayos UVB son bloqueados. Es decir si un bloqueador tiene un FPS de 50, significa que para quemarse tu piel necesita 50 veces más de sol de lo que requeriría sin protección.

Si su piel es sensible a los químicos en los productos de protección solar, escoja un bloqueador solar mineral como el óxido de zinc o dióxido de titanio.

FPS 30 97%
Excelente bloqueador multiuso y multipropósito. Para toda actividad y condiciones. Contiene menos Ingrediente Activo que bloqueadores con mayor FPS, por este motivo la piel puede respirar y transpirar más libremente. No bloquea los poros.

FPS 45 98%
Un buen bloqueador para actividades al aire libre en altitudes moderadas, para niños, y para actividades en la nieve. Tiene mayor cantidad de agentes bloqueadores. Se siente un poco pesado, grasoso, y caliente en la piel.

FPS 50 98%
Buena elección para actividades a grandes alturas, bajas latitudes, piel delicada (nariz, orejas), y niños. Incluye una alta cantidad de agentes bloqueadores. Se siente pesado, grasoso, caliente, y reduce la capacidad de transpiración de la piel. En los Estados Unidos y Otros países es prohibido catalogar a un bloqueador solar con FPS mayor a 50 para evitar confusiones a los usuarios.

El FPS de ninguna manera indica la duración de la protección. Por lo tanto, a mayor FPS, no significa que las re aplicaciones son menos constantes, o a mayores intervalos de tiempo.

Los productos menos costosos que tienen los mismos ingredientes funcionan igual de bien que los caros.

Errores comunes en el uso del bloqueador solar

Muchas personas cometen los mismos errores y caen en falsas creencias sobre el cuidado de su piel con el bloqueador solar.

1. Uso factor 100 porque ese protege más.

Realidad
La única diferencia entre un bloqueador factor 15 y un factor 100 es el tiempo que dura el efecto de protección. Quien usa un factor 15 debe aplicárselo 6 veces al día, y quien prefiere un factor 100 necesita usarlo cuatro veces al día, pero ninguna de las dos personas se libra de los efectos nocivos del sol, si lo aplican una sola vez al día.

2. El factor de protección es igual que la pantalla solar, eso es lo mismo.

Realidad
Mentira. El factor (spf) cubre contra los rayos de luz. Las pantallas cubren un espectro más amplio de rayos de luz, por eso es necesario que el producto de protección solar tenga los dos. Una manera de entenderlo más fácilmente es que las pantallas son filtros físicos y el spf son filtros químicos.

3. El protector es solo para la cara, el resto del cuerpo no necesita.

Realidad
Mentira. Una de las razones de las manchas en las manos que tanto atormentan a las señoras es la falta de protección adecuada. Así que hay que usarlo en todas las zonas expuestas al sol.

Cáncer a la Piel

De acuerdo a la Sociedad Americana de Cáncer, más de un millón de caso de cáncer a la piel son diagnosticados anualmente en los Estados Unidos.
La luz UVA, representa un serio peligro para la piel. A diferencia de la luz UVB, cuyos efectos son bastante inmediatos (piel bronceada ó quemada máximo en 24 horas), la luz UVA causa serios daños a largo plazo. Los efectos visibles son pecas, manchas a la piel, y envejecimiento prematuro pero los daños no perceptibles incluyen daños al sistema inmunológico y al ADN de las células. Este daño al ADN es el causante de cánceres y melanomas en la piel. Cuando las pecas y manchas aparecen significa que ya hay un daño significativo en la piel.

Algunas Consideraciones
La FDA publicó la siguiente tabla como guía para el uso de bloqueadores:

Tipo I
Piel que siempre se quema muy fácil, nunca se broncea, extremadamente sensible al sol. Muy poca cantidad de melanina. Pelirrojos, pecosos, muy blancos. Irlandeses, Escoceses, Nórdicos.

Tipo II
Piel que se quema fácilmente, se broncea mínimamente, muy sensible al sol. Poca cantidad de melanina. Piel blanca, rubios, ojos azules o verdes. Caucásicos.

Tipo III
Piel que tiende a quemarse en lugar de broncearse, se broncea ligeramente, sensible al sol. Poca cantidad de melanina. Piel blanca, varios colores de cabello y ojos.

Tipo IV
Piel que se quema poco, se broncea color oscuro, poco sensible al sol. Buena cantidad de melanina. Piel ligeramente café. Mediterráneos.

Tipo V
Piel que se quema muy poco, se broncea muy bien, poco sensible al sol. Abundante cantidad de melanina. Piel café. Del Medio Oriente, Asiáticos, Hispánicos, Africanos.

Tipo VI
Piel que no se quema, profundamente pigmentada, Muy poco sensible al sol. Mucha cantidad melanina. Africanos

Hay que recordar que esta tabla fue publicada para los Estados Unidos. Pero en altitudes mayores y latitudes inferiores la sensibilidad descrita va a cambiar.

Altitud
A mayor altitud, la atmósfera se vuelve más fina. Por lo tanto menos rayos UV han sido bloqueados. Se estima que la radiación UV se incrementa en un 4% con cada 300 metros de altura. Por lo tanto a grandes alturas debes aplicar y re aplicar bloqueador solar de una manera más concienzuda.

Latitud
La intensidad solar aumenta a medida que nos acercamos a la línea ecuatorial. Basado en esto establece tus estrategias de protección.

Temperatura y Humedad
El aumento de Temperatura y/o Humedad, van a aumentar tu transpiración, misma que va a disminuir la efectividad de tu bloqueador solar.


Fuentes:
https://mariamartinezeslava.wordpress.com/2014/03/17/proteccion-solar-en-la-montana/
https://tatoo.ws/ec/p/todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-bloqueadores-solares/1145
http://www.montanasegura.com/guias/aneto/proteccin_solar.html
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000378.htm
http://www.eluniversal.com.co/cartagena/vida-sana/diez-errores-comunes-en-el-uso-del-bloqueador-solar-55710

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *