Ética de Montaña ¿Cómo NO Incomodar a los Demás?

Ética de Montaña ¿Cómo no incomodar a los demás?

Cuando salimos a disfrutar de la naturaleza cada uno va en busca de diferentes cosas. Algunos buscan alejarse del ruido y el estrés de la ciudad mientras otros quieren pasársela alegre con los amigos. El problema es que muchas veces compartimos el viaje con personas que acabamos de conocer y que seguramente tienen otro tipo de gustos y motivaciones. Para evitar pasar momentos incómodos te compartimos algunos consejos que podrás aplicar siempre.

El Ruido

Trata de mantener el volumen al mínimo cuando estés cerca de las carpas de los demás montañistas.

Cuando llegamos a la zona de campamento después de una larga jornada muchas veces lo único que queremos hacer es dormir. Muy posiblemente al día siguiente también tendremos que levantarnos temprano, por lo que cada minuto de descanso es muy importante. Sin embargo, otros prefieren pasar ese tiempo compartiéndolo con los amigos; aunque siempre es alegre compartir unas risas y poner música en ocasiones, hay que recordar que las carpas no precisamente aíslan el sonido y nuestra bulla puede incomodar a los demás. Siempre es recomendable el uso de audífonos, incluso cuando estés caminando o vayas en el bus. Recordemos que no todos comparten nuestros gustos musicales.

La Luz

Evita alumbrar directamente a las carpas o a los demás montañistas.

Nuestras linternas suelen estar diseñadas para brindarnos la mayor claridad posible cuando estamos avanzando de noche en la naturaleza, o cuando ya estamos en el campamento, ya sea armando carpa o preparándonos para cenar. Sin embargo, muchas veces no nos damos cuenta y alumbramos directamente a la cara de nuestros compañeros, aturdiéndolos o bien incomodándolos. Peor aún, llegamos a un campamento o refugio donde ya todos están durmiendo y alumbramos las carpas con todo el poder de nuestras luces con baterías recién puestas despertando a los que seguramente están teniendo problemas para dormir, sea por el frío o por que pusieron la carpa sobre piedras y troncos. Evitar esto es fácil, muchas luces tienen la opción de luz roja, esto evita encandilar a los demás cuando alumbramos directamente. Si tu luz no tiene esta opción, siempre puedes dirigirla al suelo y ponerla lo más suave posible.

Los Desechos

Nunca dejes basura tirada en ningún lado; si necesitas hacer espacio para la siguiente comida, procura hacerlo lejos del camino y enterrar tu obra.

Hay pocas cosas más desagradables cuando vamos a la montaña que encontrar montones de basura y desechos humanos expuestos a la vista y al olfato. Nuestro comportamiento social muchas veces hace crecer exponencialmente este problema; cuando encontramos un poco de basura deja de importarnos regresar la nuestra y la dejamos ahí acumulándose hasta que tenemos un basurero enorme en nuestros bosques. Por el contrario, lo mejor es regresar más basura de la que llevamos. Cuando vamos de regreso, tenemos mucho espacio vacío en nuestras mochilas, por lo que cargar un poco más de plástico no solo no es difícil sino que además hará que el próximo montañista encuentre el lugar más limpio y se sienta tentado a dejarlo incluso mejor. Con los desechos orgánicos como las cáscaras o las semillas, lo más recomendable es enterrarlas lejos del camino y de las zonas de campamento. Pese a que se degradan perfectamente, las semanas que esto tarda van a causar contaminación visual para todos los que pasen por ahí.

Los desechos humanos son incluso más asquerosos que los dejados por los animales. Dejarlos en el camino es una de las peores cosas que podemos hacer; pensando sobre todo que el que viene atrás estará igual o más cansado que nosotros y puede llevarse una sorpresa muy desagradable cuando se pare en lo que dejamos (O se siente o acueste, lo cual es mucho peor). No importa que tan agotados estemos, siempre podemos alejarnos un poco del camino y cubrir lo que ya no necesitamos en el organismo con tierra o piedras.

Aplica estos consejos y compártelos con tus amigos para que en tus próximas aventuras todos podamos pasarla de lo mejor. ¡Recuerda ser montañista responsable y consciente a donde quiera que vayas!

4 thoughts on “Ética de Montaña ¿Cómo NO Incomodar a los Demás?

  1. El asunto del ruido yo lo extendería al recorrido en bus. En específico a las horas de la noche, si se trata de intentar dormir porque a la mañana siguiente toca ascenso. Hablar suave en esas horas, porque puede que quienes vayan en sillones cercanos tengan dificultad de conciliar el sueño si hay conversaciones altas.

    Saludos.

  2. Interesante el contenido,ya que a veces una no se da cuenta que su comportamiento es suceptible al no agrado de los demás, incomoda. Su artic., me ha ayudado bastante. GRACIAS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *